La revancha de 'Memo' Ochoa toma forma en Tokio-2020

Caído en la fase de grupos Rio-2016, México llegó con ganas de hacer algo grande en Tokio-2020, donde ya está en los cuartos de final para seguir soñando con la medalla, que tanto desea el arquero mexicano Guillermo 'Memo' Ochoa.

"No quiero solamente decir que estuvimos en unos Juegos Olímpicos. No es lo mismo decir que estuve en unos Juegos que decir fui medallista", afirmaba el veterano portero mexicano al inicio de los Juegos.

"Ahora que estamos aquí tenemos el deseo de llevar esa medalla a México", añadió 'Memo' Ochoa, que tiene su propia cuenta pendiente con los Juegos Olímpicos.

El veterano arquero, de 35 años, refuerzo de lujo para los jóvenes sub-23 del Tri afronta, hasta ahora con éxito, su segunda participación en unos Juegos Olímpicos, tras su presencia en Atenas-2004, donde México no pasó de la primera ronda.

La selección mexicana no se clasificó después tampoco para Pekín-2008 y en Londres-2012 tocó la gloria ganando el oro, pero Ochoa no estuvo en aquella ocasión como tampoco en Rio-2016.

Así, la goleada 3-0 a Sudáfrica el miércoles permitió a los mexicanos cumplir el primer objetivo de superar lo ocurrido hace cinco años y meterse en cuartos de final, a lo que ha contribuido el guardameta mexicano, pese a los tres goles encajados en la primera fase, dos de ellos en la única derrota del Tri frente a los anfitriones japoneses (2-1).

- 'Oler las medallas' -

Este tropezón tras la contundente victoria inicial 4-1 sobre Francia acabó dando el pase a cuartos como segundos del grupo A.

El Tri se enfrentará ahora en cuartos de final a Corea del Sur en Yokohama el sábado en un partido, en el que Ochoa volverá a ser el líder de su equipo para dar un paso más en busca de la ansiada medalla olímpica.

"No es suficiente (haber avanzado), queremos más. Estamos a un partido de oler las medallas; humildad, pies en la tierra o con el dedo ya saben dónde. Seguimos metidos, seguimos concentrados; así como jugamos hoy, no hay quien nos gane", arengó el meta mexicano a sus compañeros, tras reunirlos en el campo después de la victoria sobre Sudáfrica.

La veteranía y liderazgo del arquero lo han convertido en el referente de un equipo mexicano que pone por delante el compañerismo y el buen entendimiento que hay en el vestuario para lograr resultados.

"La clave para conseguir resultados ha sido el grupo, la unión, la familia que hemos formado, eso nos ha dado mucho; así como la humildad que tenemos todos, sumada al trabajo que hemos realizado", aseguraba el miércoles tras certificar el pase a cuartos, el defensa Jesús Angulo.

- Un gran grupo -

"Un buen técnico lo es por su jugadores y a mí me ha tocado un gran grupo, primero en la parte humana y, después, excelentes futbolistas", afirmó, por su parte, el seleccionador mexicano Jaime Lozano.

El técnico mexicano se vio obligado a hacer algunos cambios frente a Sudáfrica por las bajas de Johan Vázquez y la lesión de Erick Aguirre y también dejó a Diego Lainez en el banquillo, además de dar minutos a jugadores durante el encuentro, que funcionaron.

"Importante que hoy la gente que no había tenido participación, lo haya hecho muy bien porque eso habla de que el grupo está metido y que todos están listos cuando les toque jugar", afirmó Ochoa a Claro Sport tras el encuentro contra Sudáfrica.

El sábado llega el nuevo reto ante los coreanos para poder acercarse un poco más a las medallas.

"Es un rival también difícil, complicado. De aquí en adelante no habrá rivales sencillos", advirtió Ochoa.