En el París SG, más estrellas pero todavía con preguntas

En el París Saint-Germain, fichar no es ganar: el Trofeo de Campeones (Supercopa de Francia) perdido el domingo recordó al entrenador Mauricio Pochettino la importancia de implantar una identidad de juego en torno a las cada vez más estrellas, tanto para reconquistar la Ligue 1 como para levantar la Liga de Campeones.

"Tenemos cosas más grandes que buscar esta temporada", dijo el argentino luego de la derrota (1-0) de su equipo.

Eso no evita pensar que el PSG dejó escapar un título que monopolizaba desde 2013.

La ambición del club es "ganar, ganar, ganar", como repite 'Poche' en español en todas sus ruedas de prensa.

Pero con ocho derrotas en 35 partidos desde su llegada al banquillo en enero, el balance del argentino no concuerda con sus declaraciones.

Tanto para él como para sus jugadores, expulsados por el Lille de la cima de la Ligue 1 el pasado mayo, la campaña 2021-2022 es la de la revancha.

"La 'Champions' es un gran objetivo, pero también hay que volver a ganar el campeonato y todas las competiciones para que sea una muy buena temporada", declaró Achraf Hakimi en una entrevista con la AFP a principios de julio.

"Los parisinos han entendido la lección del curso pasado. Van a tener ganas de corregir el tiro", opinó para la AFP Eric Rabesandratana, exdefensa del PSG.

- Exigencia y competencia -

En su primer verano en la capital francesa, Pochettino trató de introducir su filosofía de movimiento del balón y presión, ayudado por los grandes fichajes que permite el músculo financiero del ambicioso propietario catarí del club.

El PSG se hizo con dos campeones de la 'Champions', el defensa español Sergio Ramos y el medio neerlandés Georginio Wijnaldum, y también con el mejor jugador de la Eurocopa, el arquero italiano Gianluigi Donnarumma, y uno de los mejores laterales del mundo, Hakimi.

Al mismo tiempo, renovó a Neymar hasta 2025 y al argentino Ángel di María hasta 2022. Además, por el momento, Kylian Mbappé, cuyo contrato termina el próximo junio, sigue siendo parisino.

Toda esta colección de estrellas debe, sobre el papel, arrasar en la Ligue 1. Pero la derrota en la Supercopa de Francia advierte a Pochettino de que queda trabajo por hacer.

"Tenemos ganas de ver juego asociativo. Pochettino ha dispuesto de una pretemporada completa, con los fichajes que ha querido. Se va a ser, necesariamente, más exigente", señaló Rabesandratana.

La primera de las decisiones que tendrá que tomar será elegir al portero titular: el costarricense Keylor Navas o Donnarumma.

"La competencia es importante, no solo en el arco", dijo el técnico, con el mismo dilema en el centro de la defensa.

- ¿Más movimientos? -

La llegada del veterano Ramos amenaza a Marquinhos y Presnel Kimpembe.

¿Quién será titular en los grandes partidos? ¿Puede el PSG jugar con tres centrales? Las preguntas en torno a la defensa también se producen en el ataque, donde el caso Mbappé sigue siendo un misterio.

Si el astro galo, que fracasó en la Eurocopa con Francia, no renueva de aquí a finales de agosto, se corre el riesgo de que se marche sin dejar nada de dinero al PSG, quien pagó 180 millones de euros (213 millones de dólares) por él en 2017.

En París, el 'mercato' quizás no ha terminado aún, con posibles llegadas y salidas de aquí al 31 de agosto.

Pero el principal objetivo sigue siendo la 'Champions'.

"Si bastara con fichar jugadores para ganar la Liga de Campeones, diría que es el año para el PSG. Pero hay muchas cosas aleatorias, sobre todo tener a los jugadores en buena forma, eso lo sabemos bien en París, hemos tenido lesiones en momentos decisivos", recordó Rabesandratana.

A pesar de la final de 2020 (perdida por 1-0 contra el Bayern de Múnich) y la semifinal del año pasado (ante el Manchester City), el cuadro parisino estará en el segundo bombo del sorteo del 26 de agosto y podría verse las caras frente a un rival difícil en la fase de grupos.